La baja del dólar, ¿gracias a AMLO?

La baja del dólar, ¿gracias a AMLO?

Desde septiembre del año pasado en conferencias, siempre dije que mi escenario en caso de que fuera inminente una victoria de Andrés Manuel López Obrador, era que para el viernes 29 de junio el dólar podría rebasar, por un momento, los 22 pesos por dólar.

Siempre descarté que llegara a los 25 ó 30 pesos como aseguraban algunos. Le recomendé al público en cada foro no dejarse llevar por los rumores y mucho menos que cometieran el error de comprar dólares caros porque podrían sufrir pérdidas, salir muy raspados.

La razón es que, contra todos los pronósticos, mi proyección básica es que tras la victoria de AMLO el tipo de cambio podría desinflarse y regresar a niveles cercanos a los $18 x dólar a mediados del mes de agosto (ver foto de “fechas sensibles”).

Pues bien, el dólar al mayoreo alcanzó un máximo de $20.82 el 14 de junio y de ahí a la fecha empezó a bajar. Aún sin descartar que podría tener un breve tirón hacia arriba el próximo lunes 2 y martes 3 de julio si gana López Obrador porque a muchos que no creen en las encuestas o esperan un milagro, su victoria los va a tomar por sorpresa, la tendencia de la cotización peso-dólar hacia el mes de agosto definitivamente es a la baja.

Ya después de agosto regresará otra vez la presión sobre el peso. La pregunta es: ¿porque estaba yo tan seguro de esa baja cuando la mayoría opinaba la contrario? ¿Porqué se adelantó si la esperaba pasando la elección presidencial y no antes?

Son muchos factores, pero el más importante para mí es que AMLO y su equipo tratarían de tranquilizar a los inversionistas. Pactar con las élites pues, como titulé un artículo que publiqué en la revista Círculo Rojo que estoy dirigiendo en el mes de diciembre del año pasado, hace prácticamente 7 meses (ver foto).

Ahora López Obrador y su equipo dicen que van a trabajar para quitarle presión al tipo de cambio (ver foto) porque evidentemente a ningún candidato le conviene llegar al poder con fuga de capitales y crisis económica, pero ya lo están haciendo desde hace varias semanas. Se han reunido a puerta cerrada con la crema y nata de la élite empresarial, incluyendo a algunos directivos de bancos y corporativos extranjeros. Y al parecer, la estrategia…les está funcionando.

Cerrar menú